La CAMISETA PERSONALIZADA es un vehículo ideal para transmitir tus mensajes

30 diciembre, 2019 Desactivado Por gema

A lo largo de la historia humana, las personas siempre hemos encontrado formas de expresar nuestras ideas a los demás. Los folletos, carteles y fliers han cubierto las paredes de la ciudad desde la llegada de la imprenta. El graffiti ha existido desde la época romana. Pero fue en el siglo XX cuando surgió una nueva forma de autoexpresión: la camiseta.

Originalmente presentada al público por la Armada en 1913, los soldados utilizaron la camiseta con cuello redondo durante la Segunda Guerra Mundial. En 1948, el candidato presidencial Thomas Dewey produjo y popularizó la camiseta “Dew It for Dewey” y en 1952 llegó la camiseta “I like Ike”.

La década de 1950 fue importante en la historia de la camiseta, y fue usada como ropa exterior por estrellas de cine de la época como Marlin Brando y James Dean que aparecían en la televisión una y otra vez vistiendo estas camisetas. Desde entonces, este y otros factores influyeron en la tendencia y gradualmente, la camiseta bordada ganó aceptación como ropa de uso cotidiano.

Cuando las camisetas bordadas se conviertieron en mensajeros

Ya en la década de 1960, la camiseta comenzó a usarse como una paleta de expresión. La naturaleza ubicua de las camisetas permitían expresarse con frases del tipo: «He estado allí. Hecho eso Tengo la camiseta «

Como era de esperar, los anunciantes pronto se sintieron atraídos por el nuevo medio para enviar sus mensajes de creación de marca. A partir de ahí, las camisetas bordadas no han parado de mostrar mensajes publicitarios de cualquier naturaleza. La primera publicidad corporativa en una camiseta fue una lata de cerveza Budwiser.

Un excelente ejemplo de la relación entre camisetas y marcas son las camisetas bordadas con logotipos y mensajes de un club o equipo deportivo, que identifican a sus usuarios como fieles seguidores.

Dilo en una camiseta

No es probable que las camisetas bordadas con mensajes sean una gran novedad para la mayoría de nosotros ya que, como has visto, las camisetas se han venido utilizando como medio para difundir todo tipo de mensajes desde décadas.

Pero en los últimos tiempos, estas prendas casuales han ido siendo cada vez más libres al expresar sus opiniones sobre todo y todos además de hacer sugerencias para mejorar el mundo y nuestras vidas.

Las camisetas se pueden usar para expresar opiniones políticas o mostrar gustos musicales, o la falta de ellas. Alguien con una camiseta del supermercado está enviando un mensaje muy diferente de la persona en la camiseta con un personaje de animación japonesa. ¿Y qué negocio no tiene su logotipo disponible en una camisa?

Las personas usan camisas para contarles a los demás qué equipos deportivos les gustan, una película o libro favorito, quién es su piloto favorito de fórmula 1 o, simplemente, para que dejen de mirar sus senos. Se ven camisetas que conmemoran cualquier evento posible; cumpleaños, bodas (y divorcios), vacaciones, campamentos de verano, reuniones familiares… Las posibilidades son infinitas.

Hoy, la tendencia más llamativa con las camisetas personalizadas consiste en mostrar mensajes cada vez más humorísticos y extravagantes. Estos han alcanzado un nivel de irreverencia tal que incluso llevan a muchas personas a considerarlos ofensivos.

Conclusión

Las camisetas bordadas se han convertido en portadoras de muchos tipos diferentes de mensaje: los políticos distribuyen camisetas para intentar influir en los votantes; las camisetas bordadas con logotipos deportivos se han vuelto muy populares entre los fanáticos que quieren expresar su lealtad a su equipo favorito; los anunciantes utilizan camisetas bordadas para construir las marcas de su empresa…

Y la gente en general usamos camisetas bordadas para expresar nuestros propios puntos de vista sobre cualquier cosa de maneras cada vez más divertidas y chistosas.

Una cosa es segura; las camisetas bordadas con todo tipo de mensajes y / o imágenes llegaron para quedarse.